Si no puede ver correctamente este email, por favor haga clic aquí.
Boletín APIA INFORMA
Santa Cruz, Bolivia: Boletín Mensual No. 46 - 21 de agosto de 2019
Noticias Mundiales
Consumidores deben superar el miedo a la ciencia y a la tecnología aplicadas en la agricultura

Consumidores deben superar el miedo a la ciencia y a la tecnología aplicadas en la agricultura



Un llamado a los consumidores para que confíen en los controles, los estudios, la legislación, la ciencia y las prácticas agrícolas que hacen posible llevar alimentos suficientes y de calidad a las mesas, fue una mención reiterada de los conferencistas en el Foro Internacional Innovación para la Sustentabilidad de la Agricultura, realizado en Brasilia el 27 de junio pasado. 


Superar la resistencia que existe en torno a la tecnología que se usa en el agro y comunicar a los consumidores los beneficios que ésta trae para el suministro de alimentos y la disminución de la huella ambiental de la agricultura fueron dos de de las principales conclusiones del Foro Internacional realizado por CropLife Latin America y la Asociación Nacional de Defensa Vegetal, ANDEF.

 

En el evento se generó un diálogo sobre el papel de las agrotecnologías en la seguridad alimentaria, la necesidad de contar con legislaciones que permitan el acceso a defensivos agrícolas de última generación y sobre la ciencia detrás de los sistemas de evaluación, seguimiento y control de los plaguicidas utilizados en los cultivos. Académicos, sectores políticos, prensa e industria ofrecieron sus perspectivas a 170 asistentes y 5.400 personas conectadas vía online.


Brasil no sólo produce más cosechas por hectárea, sino que aprovecha mejor el área, sólo destina para cultivos el 8% de su territorio. Tenemos una agricultura que es modelo de sostenibilidad.


Brasil hace un uso absolutamente racional de los defensivos agrícolas.


En 2013 y 2017 el uso de defensivos agrícolas se redujo un 12,5%. No es verdad que el consumo aumente año tras año.


De acuerdo con el uso de defensivos por unidad de área, Brasil ocupa la séptimo posición, por tonelada producida, ocupa el noveno lugar a nivel mundial.


La legislación actual de defensivos en Brasil es de 1989, es anterior a la biotecnología, a la nanotecnología, a la agricultura digital y a la revolución científica que hemos vivido en los últimos 30 años. No incorpora la evaluación de riesgo adoptada por varios países. Es necesario modernizarla.


En Brasil hay 32 ingredientes activos en espera de ser aprobados por las autoridades, estos productos ya están en los mercados de Estados Unidos, Canadá, Japón, UE, Austria y Argentina.


En los últimos 20 años observamos un aumento considerable de programas que permiten evaluar los alimentos, lo que debería aumentar la confianza de la sociedad. La academia, los organismos internacionales, las industrias y los supermercados tienen sus formas de evaluar los residuos químicos.


Las sustancias con mayor toxicidad son muy estudiadas por la academia, los científicos, investigadores, agencias de reguladores y existen índices o parámetros para establecer la seguridad de un producto.


La evaluación del riesgo está hecha científicamente. La gestión del riesgo es adecuada, nuestro mayor problema está en la comunicación del riesgo. Hay una dificultad para que la sociedad entienda que tenemos mejores alimentos que hace 30 años, contamos con datos que lo demuestran.

    La industria de agroquímicos invierte cada año $7.300 millones de dólares en investigación y desarrollo en nuevas tecnologías. Brindando una caja de herramientas al agricultor para que pueda proteger sus cultivos de manera eficiente y sostenible.


    Todos los avances tecnológicos se traducen en mayor productividad, efectividad, menor toxicidad y menores dosis.


    El uso correcto de plaguicidas es una responsabilidad compartida con el gobierno, la industria, los distribuidores, los agricultores, la sociedad civil y los consumidores.


    Desde Galileo hace 350 años la sociedad ha mostrado miedo y resistencia a los avances científicos, para superar estos miedos es necesario mejorar la comunicación entre el campo y la ciudad, los públicos urbanos necesitan comprender por qué es necesaria más ciencia, más tecnología y más innovación en la agricultura.



Fuente: CropLife Latin América
Publicado: 18 de julio de 2019

Contáctenos
Oficina de APIA
Calle Jaime Román, Nº 402, Equipetrol Norte Edif. Le Bureau 1er. Piso
(591-3) 3420735
apia@apia-bolivia.org
www.apia-bolivia.org
www.facebook.com/APIA-Bolivia
Santa Cruz - Bolivia
Enlaces
Publicación
Eventos
imagen de infografia
Asistencia
Técnica
Video
Infografía
imagen de infografia
Derechos Reservados © 2015 Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA). Se podrá reproducir el contenido de esta publicación previa autorización.APIA no se hace responsable de la información que este Boletín contenga, ya que se especifican las fuentes de donde se obtiene.