Si no puede ver correctamente este email, por favor haga clic aquí.
Boletín APIA INFORMA
Santa Cruz, Bolivia: Boletín Mensual No. 60 - 01 de diciembre de 2020
Noticias Mundiales
¿Cómo pueden los pequeños agricultores adoptar nuevas tecnologías?

¿Cómo pueden los pequeños agricultores adoptar nuevas tecnologías?



El equipamiento nuevo es caro. Tan caro, de hecho, que invertir en equipos nuevos, o hasta semi-nuevos puede parecer un obstáculo insuperable para los productores de pequeña escala. 


Muchas soluciones innovadoras de siembra y producción de cultivos requieren de nuevos paquetes tecnológicos para poder sacarles el máximo provecho. Esa nueva tecnología es inherentemente cara. Las empresas deben tener suficiente dinero para financiar el capital de trabajo para invertir en la última tecnología de agricultura de precisión.


Sin embargo, no todo está perdido para el pequeño o mediano agricultor. El portal Future Farming presentó una serie de soluciones asequibles para que permiten adoptar tecnologías agronómicas novedosas. Y lo primero que recomienda, es sacarle provecho a los smartphones, esas computadoras personales de bolsillo que todos tenemos.

Mejor utilización de las capacidades de los teléfonos inteligentes


Utilizar mejor las capacidades de los teléfonos inteligentes y acceder a tecnologías de siembra de precisión a través de medios indirectos puede ayudar a los productores más pequeños a adoptar y aprovechar las nuevas tecnologías sin arriesgar sus negocios.

El poder del software


“¿Ha agotado al máximo lo que lleva en su bolsillo? Siento que estamos tropezando con una gran cantidad de tecnología realmente poderosas y baratas. Estas, están relacionadas con su teléfono inteligente o dispositivo móvil”, dice Peter Gredig, un productor de granos y desarrollador de tecnologías en  Ontario, Canadá que diseña productos y estrategias móviles para el sector agrícola.


Trabajando él mismo 400 hectáreas, Gredig dice que la realidad de los precios actuales de los equipos es tal que él, como muchos, no puede justificar la compra de maquinaria nueva o apenas usada. Incluso si un productor desea adoptar tecnologías de reducción de compactación o un sistema de plantación de precisión más preciso, por ejemplo, los costos iniciales combinados con el retorno de la inversión, a menudo poco claro, hacen que tales inversiones sean en gran medida insostenibles.


“Realmente, ahora solo estamos tratando con software, no tanto con hardware. Independientemente de cuál sea la escala, es necesario saber qué hay ahí fuera”, dice. «No se trata de cuánta tecnología tienes o puedes conseguir, se trata de saber cuál está disponible y cuál es la más adecuada».

Subcontratación


Ya sea para generar equidad o de otra manera, sentir que uno debe ser dueño de todo puede ser en sí mismo un desafío. Pero aunque a veces puede ser difícil de aceptar, comprar nueva tecnología a través de una empresa de servicios personalizados, o como parte de un grupo con granjas vecinas, puede funcionar bien.


Adoptar este enfoque, dice Gredig, permite a los productores subcontratar el gasto y el riesgo de comprar o arrendar nuevos equipos, al tiempo que comparativamente, se hace un mejor uso económico de las herramientas agronómicas.


“Puede trabajar con su agrónomo, hacer mapas de suelos sin demasiado esfuerzo y acceder a esa tecnología de precisión de manera bastante barata contratando a alguien para que lo haga”, dice.

Comprar mercado secundario


Las opciones del mercado de accesorios diseñadas para adaptarse a equipos más antiguos ofrecen otra vía, y la variedad de opciones continúa creciendo a medida que las tecnologías (por ejemplo, sistemas de monitoreo de rendimiento) están disponibles.


Por ejemplo, Gredig dice que un tractor o una cosechadora de diez años probablemente podrían equiparse con un sistema de piloto automático con bastante facilidad. De manera similar, las sembradoras y otros equipos de aplicación de la última década tienden a ser bastante fáciles de actualizar.

Aplicaciones de producción y mantenimiento de registros basadas en la nube


Sin embargo, su experiencia sugiere que el conocimiento del potencial de las tareas que pueden realizar los programas simples, como las aplicaciones de producción y mantenimiento de registros basadas en la nube, o las que permiten el intercambio eficiente de datos con ingenieros agrónomos y otros asesores, no están del todo comprendidas y difundidas.


“Saque provecho de las imágenes satelitales gratuitas o de bajo costo que rastrean la salud de las plantas durante la temporada”, dice Gredig, citando los servicios ofrecidos por Corteva, Dekalb, Fieldview, y otros proveedores, que brindan información precisa sobre las zonas de producción.


“El objetivo final, al menos en Norteamérica, es comenzar a administrar por zonas de productividad. Esto puede ser muy simple cuando tienes tres zonas de productividad baja, media y alta. La mayoría de los agricultores pueden identificar estas zonas de memoria. Los pequeños productores pueden comenzar con zonas simples y seguir adelante desde allí».

Impacto positivo significativo en la producción


Los enfoques de la tecnología agrícola pueden ser comparativamente pequeños y menos llamativos, pero pueden tener un impacto positivo significativo en la producción, la eficiencia, la comercialización y muchas otras áreas, siempre que se utilicen estratégicamente.


Pero este enfoque puede tener limitaciones. “Para una cosechadora de mediados de la década de 1990, podría gastar la mitad del precio de compra en ponerla al día con material nuevo”, dice. «Es un verdadero desafío».

El tiempo trae costos más bajos


Mantenerse a la vanguardia puede ser difícil, pero Gredig reitera que el costo de las nuevas tecnologías tiende a disminuir con el tiempo, mientras que a menudo mejora simultáneamente en calidad y efectividad. Solo hay que comparar los sistemas GPS de hoy conn los de décadas pasadas para un caso de estudio claro.


También cree que la capacidad de tomar decisiones a partir de datos en tiempo real podría, al menos para los productores más pequeños, resultar más valiosa que las fierros de campo más recientes y avanzados.


“De lo que veo aprender más es del Internet de las cosas y los sensores remotos que le dirán qué tipo de estrés están presentes, cosas que realmente impulsan la toma de decisiones en tiempo real”, dice Gredig.


“Es caro, pero invertiría en eso antes de invertir en agricultura de precisión solo porque me permite tomar decisiones en tiempo real”.


Fuente: BioEconomía
Publicado: 22 de octubre de 2020

Contáctenos
Oficina de APIA
Calle Jaime Román, Nº 402, Equipetrol Norte Edif. Le Bureau 1er. Piso
(591-3) 3420735
apia@apia-bolivia.org
www.apia-bolivia.org
www.facebook.com/APIA-Bolivia
Santa Cruz - Bolivia
Enlaces
imagen de infografia
Publicación
GUÍA DE USO DE PRODUCTOS PARA LA PROTECCIÓN DE CULTIVOS Impacto Socioeconómico y medioambiental en Bolivia a partir de la soya y maíz genéticamente mejorados
Asistencia
Técnica
Video
Logros 2021 Programa "Campo Limpio" y Programa "Cuidagro".
Infografía
imagen de infografia  
 Forma parte del Programa Campo Limpio Forma parte del Programa Campo Limpio
Derechos Reservados © 2015 Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA). Se podrá reproducir el contenido de esta publicación previa autorización.APIA no se hace responsable de la información que este Boletín contenga, ya que se especifican las fuentes de donde se obtiene.