Ciencia, Tecnología e Innovación para una Agricultura Sostenible

Noticias

Noticias Mundiales


La caña de azúcar podría acelerar la vacuna contra el Covid-19

La caña de azúcar podría acelerar la vacuna contra el Covid-19




La vacunación es uno de los procedimientos más exitosos en salud pública para prevenir las infecciones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que desde 2001 la vacunación ha evitado 20 millones de muertes, sólo en países subdesarrollados o en vías de desarrollo.

Recientemente se ha comprobado que las vacunas basadas en ARNm obtienen respuestas más eficaces y no necesitan ser purificadas en el laboratorio, un proceso normalmente laborioso. También tienen la ventaja de que una sola molécula de ARNm puede dar lugar a múltiples copias de la proteína y que el ARNm es más fácil, rápido y barato de producir en el laboratorio que las proteínas. En definitiva, se facilita la fabricación de la vacuna a gran escala.

Bajo este escenario, Amyris Inc., una empresa de biotecnología sintética líder en los mercados de belleza y salud limpia anunció que ha firmado con el IDRI (Instituto de Investigación de Enfermedades Infecciosas) un acuerdo para impulsar un programa para mejorar la tecnología de vacunas de ARNm (ácido ribonucleico) que podrían ser de gran utilidad para neutralizar la pandemia de COVID-19.

El programa combina la experiencia del IDRI en la lucha contra las enfermedades infecciosas con la tecnología de plataforma de fermentación de Amyris, con el objetivo de crear adyuvantes semisintéticos a base de escualeno a escala. Se espera que la plataforma de vacunas de ARN de IDRI ofrezca ventajas diferenciadas significativas sobre otras vacunas de ARN actualmente en desarrollo y se mejorará aún más con un adyuvante escalable de Amyris.

Los adyuvantes se agregan a las vacunas como excipiente para mejorar su efectividad y generalmente se obtienen del escualeno de tiburón, un recurso no sostenible y no escalable. La tecnología de fermentación de Amyris, que reemplaza el escualeno derivado del tiburón por escualeno derivado de la caña de azúcar de menor costo, es capaz de brindar una mayor disponibilidad y facilitar el acceso a los adyuvantes por parte de gran parte de la población.

El escualeno de Amyris tiene como objetivo que sea funcionalmente idéntico al escualeno de tiburón y se certificará como uno de los últimos pasos para su comercialización.

«La combinación de la tecnología de la plataforma de vacunas de ARN líder de IDRI combinada con el adyuvante de origen sostenible de Amyris tiene el potencial de liderar la eficacia de una solución de vacuna COVID-19 y potencialmente desempeñar un papel importante en otras soluciones de vacunas para ayudar a mitigar posibles pandemias futuras», dijo el director ejecutivo de IDRI, el Dr. Corey Casper. «Sin adyuvantes, las vacunas no son de máxima eficacia y la escasez de adyuvantes existentes basados ​​en tiburones podría resultar devastadora en el futuro, lo que subraya la importancia de esta asociación anticipada».

«Nos complace asociarnos con IDRI para combatir COVID-19 y ofrecer un avance significativo para la tecnología de vacunas en el futuro», dijo John Melo, Presidente y director ejecutivo de Amyris.

«Creemos que la biología sintética puede desempeñar un papel importante en la ampliación de vacunas y terapias que satisfagan las necesidades de las crisis de salud global. Hacer que la química más rara del mundo esté disponible y asequible ha sido el propósito de Amyris desde su fundación en 2003», destacó.

«Poco después de su fundación, Amyris se asoció con la Fundación Bill y Melinda Gates y creó una fuente de suministro alternativa a través de la fermentación de artemisinina, un tratamiento de primera línea para la malaria que todavía es recomendado por la Organización Mundial de la Salud», agregó Melo.

«Muchas organizaciones están trabajando hacia una solución de vacuna COVID-19, con resultados inciertos. La experiencia del IDRI en vacunas, combinada con nuestra plataforma líder de biología sintética, presenta una oportunidad real para ofrecer la vacuna más escalable y de mayor eficacia para COVID-19. Estamos enfocados en una solución de segunda generación que tenga un mejor rendimiento y pueda ofrecer una plataforma sostenible de vacunas para abordar futuras pandemias. Esperamos el primer suministro comercial de nuestro adyuvante de vacuna líder para fines de este año y, asumiendo ensayos exitosos, podríamos tener una plataforma de vacuna exitosa el próximo año», concluyó el ejecutivo.

Amyris e IDRI anticipan la ejecución de un acuerdo integral después del cual se revelarán detalles adicionales del programa propuesto. Mientras tanto, se sigue trabajando en el avance de la vacuna para garantizar un tiempo de comercialización acelerado.


Publicado: 2020-08-18

Fuente: BioEconomía

Galería de Fotos

 

ENLACES

CAMPO LIMPIO
CuiAgro
CUIDAGRO Y CAMPO LIMPIO

Requerimiento para formar parte del Programa "Cuidagro" y "Campo Limpio"

OFERTAS Y DEMANDAS

VIDEOS

Programas CampoLimpio y CuidAgro por una agricultura sostenible



Informe Anual 2018 - 2019 CropLife Latin America
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa