Ciencia, Tecnología e Innovación para una Agricultura Sostenible

Noticias

Noticias Lationamericanas


Perú, Brasil y Paraguay intercambian experiencias para mejorar la gestión socioambiental del agua

Perú, Brasil y Paraguay intercambian experiencias para mejorar la gestión socioambiental del agua




Con iniciativa de Cooperación Sur-Sur, FAO promueve aprendizaje mutuo entre MINAGRI, Gobierno Regional de Ica y Programa Cultivando Agua Buena de la hidroeléctrica Itaipú Binacional Brasil-Paraguay, reconocido como ‘mejor gestión de recursos hídricos del mundo’ por Naciones Unidas.

Ica

“Sierra Azul tiene el potencial de ser mucho más que un programa de siembra y cosecha de agua. Puede convertirse en un programa socioambiental integral de manejo de cuencas y desarrollo territorial para el Perú”, indicó Gustavo Ovelar, experto paraguayo de la hidroeléctrica Itaipú Binacional, en la frontera entre Brasil y Paraguay.

Expertos de Brasil, Paraguay, Perú y FAO se trasladaron esta semana hasta la cabecera de la cuenca Chavín-Topará a 70 km de la ciudad de Chincha para conocer las acciones de siembra y cosecha de agua de la Comunidad de Chitia Pata, con el apoyo de la Municipalidad Distrital de Chavín, el Gobierno Regional de Ica e iniciativas privadas.

La visita en campo es parte de las acciones de Cooperación Sur-Sur Trilateral promovidas por la FAO y el gobierno de Brasil por medio del proyecto de fortalecimiento del sector algodonero, para el intercambio de experiencias entre la Dirección General Agrícola del MINAGRI, el Programa Sierra Azul, AGRORURAL y el Programa Cultivando Agua Buena, que ejecuta la empresa Itaipú Binacional en la frontera entre Paraguay y Brasil.

El Asesor Nestor Mendoza Arroyo, Director Regional de Agricultura (DRA) de Ica, señaló que el principal problema es el desequilibrio hídrico, ya que hay una abundancia de agua durante tres meses y escasez el resto del año, pero explicó que “la intervención de la DRA incluye la reforestación que genera cobertura vegetal para captura, fijación y filtración de agua al suelo (siembra de agua) y, en las partes bajas, la construcción de reservorios para recoger y almacenar el agua infiltrada (cosecha de agua). La intervención demuestra que estas prácticas son posibles y más bien urge encontrar mecanismos para hacerlas sostenibles”, planteó el representante del Gobierno Regional.

En este sentido, el Programa Cultivando Agua Buena de la hidroeléctrica Itaipú Binacional, compartió su experiencia en la gestión del agua y el manejo sostenible de la cuenca que abastece a la represa de Itaipú, una de las más grandes del mundo. El Programa ha recibido, entre otros reconocimientos, el premio de las Naciones Unidas como la ‘mejor gestión de recursos hídricos del mundo’ en 2015.

“El proceso de intervención sistemática de este Programa, que va desde la planificación, gestión, ejecución y evaluación, puede ser de mucha utilidad en el trabajo de los gobiernos regionales y locales en Perú. Sus lecciones aprendidas y buenas prácticas pueden ser insumos importantes para fortalecer nuestra gestión pública nacional de los recursos hídricos, con enfoque de manejo de cuencas, desarrollo territorial sostenible, inclusión social productiva y mitigación del cambio climático”, aseguró Gonzalo Tejada, coordinador nacional de FAO para el proyecto de fortalecimiento del sector algodonero.

Clever Vanolli, coordinador del Programa Cultivando Agua Buena - Itaipú Binacional, reconoció que “cultivar agua es algo bueno, pero es necesario trabajar con una visión holística en las cuencas. El aspecto de la gobernanza y la participación, asumida y compartida por todos los actores sociales de la cuenca hidrográfica, puede llegar a ser el principal factor de éxito de un programa como Sierra Azul y de la intervención del gobierno regional”. Además, destacó la importancia del componente educativo y comunicacional en la implementación de iniciativas de este tipo. “Hay que trabajar con los actores más jóvenes para sensibilizarlos sobre la importancia del manejo integrado de cuencas, para lograr esos cambios culturales y sociales necesarios para el cuidado racional y sostenible de los recursos naturales y del agua especialmente”, concluyó el experto.

El programa de Itaipú

Cultivando Agua Buena tiene influencia en un área de 17 mil kilómetros cuadrados, 63 municipios y 1.5 millones de habitantes, y ha conseguido recuperar más de 200 microcuencas y reforestarlas con más de 43 millones de árboles. Esto se refleja en el incremento de los caudales de agua y la recuperación de la biodiversidad, lo que ha permitido avanzar en la producción orgánica de algunos alimentos, la diversificación productiva, la agroindustrialización y, en general, con el fortalecimiento de la agricultura familiar.

“La estrategia de trabajo del Programa Cultivando Agua Buena es una experiencia que merece conocerse con más profundidad, ya que ha logrado que una comunidad con interés muy diversos, se comprometan con un propósito común: proteger y conservar el agua. Nuestro reto en el país es hacer precisamente que el recurso hídrico sea un elemento integrador en vez de un factor de conflicto”, aseguró Gonzalo Tejada de la FAO.

El desafío del agua para los algodoneros de Ica

El Perú está inmerso en un importante esfuerzo, promovido por el MINAGRI, de volver a colocar al país como un productor competitivo de algodón, enfocado en productos de mejor calidad textil. Dado que el cultivo de algodón es menos exigente en el consumo de agua, se constituye en una buena alternativa de producción en épocas de escasez de este recurso y en contextos de cambio climático.

Un mejor sistema de captación de agua de lluvias, buenos mecanismos de distribución de aguas cuencas abajo y sistemas eficientes de riego tecnificado permitirían duplicar el rendimiento del algodón en la región Ica (de 60 a 120 quintales por hectárea).

Desde 2015, la FAO, el gobierno de Brasil, representado por la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), el Ministerio de Agricultura y Riego del Perú y el Gobierno Regional de Ica han llevado a cabo el proyecto de fortalecimiento del sector algodonero, del Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO, que busca mejorar la productividad y la calidad del cultivo de algodón para incrementar los ingresos de los miles de agricultores familiares que viven de este cultivo en esta región. El proyecto cuenta con el apoyo financiero del Instituto Brasileño del Algodón (IBA).

En este sentido, promover la trasferencia de conocimiento entre los expertos de Cultivando Agua Buena, el Gobierno Regional de Ica y los del Ministerio de Agricultura y Riego es esencial para mejorar la gestión del recurso hídrico y asegurar su correcto aprovechamiento en el cultivo del algodón.


Publicado: 2017-05-20

Fuente: AgroForum

Galería de Fotos

 

ENLACES

CAMPO LIMPIO
CuiAgro
CAMPO LIMPIO

Requerimiento para formar parte del Programa "Campo Limpio"

OFERTAS Y DEMANDAS

VIDEOS

Programa Campo Limpio 2016


Informe Anual 2016 - 2017 CropLife Latin America
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa
Espacio disponible para su empresa